(+34) 922 099 788 info@serbrillante.com
COMPARTE

Desde que el actual presidente del Gobierno español tomara posesión de su cargo no ha dejado de ser noticia en las redes. El perfil oficial de La Moncloa en twitter ha publicado una serie de cuatro imágenes que muestran las manos de Pedro Sánchez realizando diferentes gestos acompañadas del texto que indica que Sánchez “evalúa sus recientes encuentros con líderes europeos tras visitar esta mañana a Angela Merkelen Berlín. Las manos del Presidente marcan la determinación del Gobierno”. Pero ¿puede realmente la imagen de unas manos mostrar determinación?.

 

Las manos son una poderosa herramienta de comunicación, sin embargo estas imágenes se muestran fuera de contexto, no disponemos del discurso verbal que las acompaña ni de la expresión facial que muestra las emociones del presidente en el momento de realizar estos gestos, por lo tanto resulta complicado corroborar que las manos de Sánchez muestren una determinación real.

Es evidente que la imagen del nuevo presidente juega un papel fundamental en su estrategia de comunicación. Primero fueron las imágenes practicando running por los jardines de Moncloa acompañado de su perrita, luego luciendo gafas de sol en el avión presidencial, y ahora mostrando sus manos. Sin embargo ninguna de estas imágenes por si solas tienen un significado concreto más allá de la intención de mostrar una imagen cercana, familiar y de apertura. Una forma positiva de “humanizar” la figura del político y acercarse a la gente mostrando la persona que hay detrás del traje.

 

Nuestra comunicación no verbal, lo que expresamos con nuestra apariencia, gestos o expresiones influyen mucho en la imagen que proyectamos y es lo que tratan de cuidar al máximo los políticos, ya que de ello depende la opinión pública y el agrado de los ciudadanos. Sin embargo, esta comunicación no se sostiene por si sola, debe ser coherente con el resto de acciones o conductas que lleva a cabo la persona.

En mi opinión, el nuevo giro que quiere aportar Sánchez en la comunicación de su gobierno es positiva siempre y cuando sea congruente con sus verdaderas intenciones y emociones. En caso contrario, este tipo de imágenes podrían resultar superficiales o ser tachadas de “postureo” electoral.

¿Quieres saber más sobre comunicación no verbal?. Infórmate de nuestro Curso de Comunicación No Verbal.

Priscila González

Directora de Ser Brillante